viernes, 25 de noviembre de 2016

Para el fin de semana. Calabaza!




Lasaña de calabaza, salvia y cebolla morada. 

Tengo una debilidad... la calabaza. Puedo cocinarla día tras día y no me canso. Es una de las cosas que más aprecio de la llegada del otoño.

Pochamos la cebolla a fuego medio, cuando empieza a reblandecer, añadimos la calabaza cortada en daditos pequeños y unas hojas de salvia. 


Mientras infusionamos unas hojas de salvia en leche (o si preferías, en una bebida vegetal, como bebida de avena que es la que más me gusta de las bebidas vegetales para hacer bechamel) . Después de unos 5 minutos, las retiramos y esa leche nos servirá para hacer una bechamel. Para esta lasaña, la bechamel debe ser un poco más espesa de lo habitual.


Preparamos en una fuente para horno capas de pasta, verdura y bechamel, alternando. Y terminamos con bechamel y muuuucho queso parmesano rallado por encima. Al horno a gratinar... y a comer!


Es demasiado fácil y absolutamente deliciosa. Difícil no hacerla!

¡Buen fin de semana!



















lunes, 21 de noviembre de 2016

Color

Para un día de lluvia


Cada verdura va con su correspondiente aliño. 


Y al horno. 


Uno de mis platos preferidos. 


 Al mal tiempo, explosión de colores.





lunes, 7 de noviembre de 2016

Un poco de todo

Puede servir como aperitivo, pero también como un primero, o una sana comida rápida.


En la nevera suelo tener hummus casero. Nos encanta. Esta tosta con hummus y cebolla caramelizada es una de mis favoritas.



 Nada de especial, pero bien rico.