miércoles, 1 de junio de 2016

Clotxinas





Clotxinas: cuando lo comento con amigos que no son de Valencia me dicen que "ya estás con esos palabros... si total son mejillones"

Y no, no son mejillones. Para empezar, son más pequeñas que el mejillón gallego, para seguir su temporada es mucho más corta (de mayo a primeros de septiembre) que la de éste; su color es un naranja clarito mucho mientras que el del mejillón es un naranja intenso.


Y su sabor es diferente. No sé si porque el agua del Mediterráneo es más salada que la del Cantábrico o porque mi paladar se acostumbró desde niña a ese sabor y la memoria es muy traicionera. 

Así que en cuanto veo en el mercado que han llegado las clotxinas... allá voy.

Normalmente las hago al vapor, con una hoja de laurel, pimienta negra, pimentón, un poco de aceite de oliva y sin nada de agua. Y están deliciosas.


Pero hoy las he combinado con hinojo y un poco de vino blanco. 



Y nos han servido de salsa para una pasta.



 Fácil y rápido. Y delicioso.













0 comentarios:

Publicar un comentario