miércoles, 16 de marzo de 2016

Strudel de calabaza y requesón

Última receta de este invierno con calabaza como ingrediente principal. Un strudel de calabaza asada con requesón fresco y unas semillas de hinojo.


Pelamos la calabaza y la cortamos en dados, ponemos en una fuente para horno y añadimos chorrito de aceite de oliva y un poquito de sal. Asamos hasta que reblandezca, sin que llegue a quedarse excesivamente pasada. Yo lo prefiero así, para luego poder notar pequeños dados al comer el strudel y que no quede como un puré.

Mientras mezclamos el requesón con semillas de hinojo, un poquito de ralladura de naranja, aceite de oliva, sal y pimienta. Sobre esta mezcla añadimos la calabaza asada y mezclamos bien.

He utilizado pasta filo, que me encanta, por lo crujiente que queda. Para trabajarla hay que humedecerla, bien con mantequilla derretida o con aceite. Yo he pintado las hojas con aceite suave.




Disponemos varias láminas una sobre otra y añadimos finalmente la mezcla de calabaza y requesón. Enrollamos, pintamos de nuevo la superficie con un poquito de aceite y decoramos con unas semillas de hinojo.

Al horno, unos 20 minutos a 200 ºC.

¡Y ya está!





0 comentarios:

Publicar un comentario