viernes, 26 de febrero de 2016

Miso soup

El miso es una pasta bastante salada, hecha normalmente a base de soja, sal y en ocasiones cereales, fermentados. Es sabrosa y da un buen punto a las recetas en las que se utiliza.
Hay muchos tipos de miso dependiendo del grado de fermentación, cuanto más fermentado, más oscuro y más sabroso. Así, podemos encontrar el miso blanco (shiro miso) o el miso rojo (aka miso) o el miso negro (kuro miso). Yo utilizo los dos primeros. El shiro miso para sopas y pescados, ya que tiene un sabor más delicado y menos potente y el aka miso si utilizo pollo.



Os paso una receta de caldo base para que luego podáis completar con lo que os apetezca, ¡o tomarlo sin más!
·            Ramas de apio
·         4 dientes de ajo machacados
·         Jengibre rallado
          Bolitas de pimienta negra
3        3 cucharadas de shiro miso

No hace falta sal, porque el miso es bastante sabroso.


Se ponen estos ingredientes a cocer en unos 3/4 l de agua o bien en un caldo de verduras suave. Se deja hervir a fuego medio durante unos 20 minutos. Retiramos y dejamos reposar y enfriar. Apartamos media taza de caldo y en ella disolvemos el miso. Lo incorporamos al caldo y llevamos a calentar a fuego suave sin que llegue a hervir, durante 2-3 minutos. Listo.

Podéis añadir a ese caldo: tofu, pollo, fideos soba, noodles, otras verduras...

Yo en esta ocasión salteé champiñones Portobello y un poco de brócoli con aceite de sésamo. 







0 comentarios:

Publicar un comentario