lunes, 22 de febrero de 2016

Casi la última

Sé que lo mío con la calabaza es fijación, por eso esta crema es casi la última receta que os propongo, al menos en lo que queda de invierno, y sin prometer nada. Porque es sólo casi la última...

Una clásica spicy pumpkin soup muy fácil y con ese color y sabor tan especiales.

Rehogamos el puerro cortado en trocitos con un poco de aceite de oliva suave. Añadimos la calabaza cortada en dados y una cucharadita de cúrcuma, otra de semillas de cilantro un poco machacadas, media de canela y la ralladura de un trozo de jengibre fresco.


Una vez mezclado todo, se cubre con un buen caldo vegetal y a cocer. Basta con unos 18-20 minutos. Dejáis reposar y cuando esté tibia, pasáis por una batidora.

Para servir podéis acompañar con unas pipas de calabaza, en crudo como hice yo o caramelizadas, o con una cucharada de yogur, kéfir o creme fraiche.





Otra opción: cuando se añade el caldo, poner medio vaso de leche de coco. También está deliciosa.

¡Buena semana!

0 comentarios:

Publicar un comentario