viernes, 20 de noviembre de 2015

Que dicen que viene el frío...

Eso dicen. Después de este mes de noviembre tan agradable y estos días en que las temperaturas han sido todo un regalo, parece que viene el frío.



¿Ponemos remedio con una merienda? Es el bizcocho preferido de E., quizá porque no es muy dulce y sabe mucho mucho a limón. Y a ella le encanta prepararlo.



Los ingredientes:

170 g de harina. Nosotras utilizamos mitad harina de trigo normal (podéis poner integral si lo preferís) y mitad de espelta.
170 g de mantequilla. Si preferís no utilizar lácteos, sustituid la mantequilla por la misma cantidad de un aceite de oliva suave. La mantequilla deja más cremoso el bizcocho, pero también puede hacerse con aceite.
140 g de azúcar panela 
3 huevos grandes (4 medianos)
Ralladura de dos limones, a ser posible de agricultura ecológica, y bien lavados
Una cucharadita de levadura de repostería
Para el glaseado: zumo de dos limones y dos cucharadas colmadas de azúcar glas




La preparación:

Precalentad el horno a 180 ºC.
En un cuenco tamizad la harina y la levadura; añadir el azúcar y la mantequilla (en punto pomada, es decir blandita). Remover con varillas y añadir los huevos de uno en uno, mezclando bien. Añadimos la ralladura de limón.
Ponemos la mezcla en un molde para plumcake y horneaamos. En nuestro horno tarda unos 25-30 minutos.
Mientras en un cuenco mezclamos el zumo de limón con el azúcar glas.


Cuando lo saquéis del horno y todavía está caliente, verted sobre el plumcake el zumo. Dejadlo unos 5 minutos más en el molde (pero fuera del horno) y desmoldad.

Dejad enfriar y a comer! 

 Es jugoso y con un sabor a limón inconfundible y muy muy rico.

0 comentarios:

Publicar un comentario