martes, 3 de febrero de 2015

Invierno. Frío invierno

Lo más crudo del crudo invierno siempre llega en los meses de enero y febrero. La nevada de hace dos semanas permaneció varios días con nosotros y la verdad es que todo estaba precioso.



Pero hoy hace frío. Mucho. Y llueve y está gris. 

Así que toca calor y horno. Una receta basada en los pies ingleses, sí, esos en los que se abre la nevera, se buscan y recopilan restos y se aprovecha todo.



Dos pechugas de pollo 
1 cebolla grande
8/10 champiñones
Medio vaso de caldo de verdura
Una cucharada de creme fraiche 
1 cucharadita de mostaza
Media cucharada de harina para espesar un poco
Una lámina de hojaldre
Sal y pimienta
Huevo para pintar el hojaldre

Cortamos el pollo en dados de 1-2 cm y salpimentamos (no en exceso, porque como vamos a añadir mostaza, ésta ya tiene su punto de sal) y ponemos a rehogar. A continuación añadimos la cebolla picada y dejamos a fuego medio durante unos 8 minutos. 

Añadimos los champis cortados en láminas, la mostaza y la  creme fraiche. Mezclamos bien y añadimos el caldo caliente y según veamos o queramos que quede más caldoso o seco, añadimos un poco de harina para espesar.




Lo ponemos en una fuente de horno y cubrimos con el hojaldre (si queréis decorar, ya sabéis), pintamos con huevo batido. Y listo. Al horno, unos 30 minutos.












Ya sé que es contundente... pero resuelve la comida de este día frío frío. 
Pero se hace bastante rápido y está delicioso.





0 comentarios:

Publicar un comentario