jueves, 19 de febrero de 2015

Un paréntesis para comer en el trabajo

Algunas de las delicias que preparamos para oficinas.


En este caso, bien pertrechadas para quien no quiera moverse de la silla, aunque mejor parar 10 minutos y disfrutar!

Sabroso y nada pesado, aguacate, tomate y pavo




Y los Stromboli.... uno de mis preferidos, hojaldre recién horneado con diferentes rellenos.



Y algo dulce para terminar.



Para más información y para solicitar una oferta y presupuesto, contactad con nosotros en el mail o por teléfono (625512180).




martes, 10 de febrero de 2015

Granola


La granola es perfecta para desayunos y meriendas. Es una especie de muesli, con miel, mantequilla, copos de avena, nueces, avellanas, con semillas (hoy he utilizado semillas de calabaza) y con frutos secos (hoy tenía orejones de albaricoque y uvas pasas).



Las proporciones son adaptadas a partir de una receta de Jamie Oliver. Las cantidades son:

500 gr de copos de avena de procedencia ecológica 
100 gr de nueces troceadas
150 gr de avellanas troceadas
100 gr de semillas de calabaza
100 gr de mantequilla
130 gr de miel (he utilizado miel de azahar)
125 gr de orejones de albaricoque
125 gr de uvas pasas



Derretimos al baño maría la mantequilla con la miel, mezclando bien y precalentamos el horno a 175 ºC.

En un bol mezclamos los copos de avena con las nueces, las avellanas y las semillas de calabaza; vertemos la mezcla de de miel y mantequilla y removemos para que se impregne bien.

Sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, distribuimos una capa fina de la mezcla (yo tengo que poner dos bandejas para esa cantidad) y horneamos. El tiempo ya depende del horno de cada uno, pero para que se quede doradito y crujiente en mi horno necesita unos 20-25 minutos. Hay que remover de vez en cuando para que quede bien suelto.

Dejamos enfriar sobre la bandeja y una vez frío mezclamos con los orejones (cortados en trocitos) y las pasas. Y lo conservamos en recipientes herméticos.






 La granola está deliciosa con yogur o con leche o bebidas vegetales, también con una mermelada suave y un poco líquida, o simplemente a cucharadas :)







martes, 3 de febrero de 2015

Invierno. Frío invierno

Lo más crudo del crudo invierno siempre llega en los meses de enero y febrero. La nevada de hace dos semanas permaneció varios días con nosotros y la verdad es que todo estaba precioso.



Pero hoy hace frío. Mucho. Y llueve y está gris. 

Así que toca calor y horno. Una receta basada en los pies ingleses, sí, esos en los que se abre la nevera, se buscan y recopilan restos y se aprovecha todo.



Dos pechugas de pollo 
1 cebolla grande
8/10 champiñones
Medio vaso de caldo de verdura
Una cucharada de creme fraiche 
1 cucharadita de mostaza
Media cucharada de harina para espesar un poco
Una lámina de hojaldre
Sal y pimienta
Huevo para pintar el hojaldre

Cortamos el pollo en dados de 1-2 cm y salpimentamos (no en exceso, porque como vamos a añadir mostaza, ésta ya tiene su punto de sal) y ponemos a rehogar. A continuación añadimos la cebolla picada y dejamos a fuego medio durante unos 8 minutos. 

Añadimos los champis cortados en láminas, la mostaza y la  creme fraiche. Mezclamos bien y añadimos el caldo caliente y según veamos o queramos que quede más caldoso o seco, añadimos un poco de harina para espesar.




Lo ponemos en una fuente de horno y cubrimos con el hojaldre (si queréis decorar, ya sabéis), pintamos con huevo batido. Y listo. Al horno, unos 30 minutos.












Ya sé que es contundente... pero resuelve la comida de este día frío frío. 
Pero se hace bastante rápido y está delicioso.