viernes, 26 de abril de 2013

Alimentando emociones

Nos han hecho un regalo especial. Gracias amiga!

 

Y hay que cuidarlos; a ella y al regalo. Y es taaaaan fácil.

Las sonrisas, el cariño, el apoyo, los abrazos y los ánimos son tan sencillos y fáciles de dar que no sé por qué, a veces, nos resulta tan complicado hacerlo.

Os animáis, no?


 


 

jueves, 11 de abril de 2013

Tarta de espinacas y naranja

Es una combinación deliciosa. Y fácil de preparar en casa con los peques. Cocinar con niños nos (y les) enseña a tener paciencia, a saber que las cosas no siempre salen a la primera, a poner voluntad, a compartir lugar y tiempo, y a tener sentido del humor!
Para la masa necesitáis:
  • 250 g de harina integral
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 125 g de mantequilla (en dados y fría)
  • 1 yema de huevo
  • Agua
Para el relleno:
  • Un buen manojo de espinacas (unos 350-400 g)
  • 300 ml de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de piñones
  • 2 cucharadas de pasas
  • 2 yemas de huevo
  • 30 g de harina integral
  • Ralladura de la piel de una naranja
  • Rodajas de naranja para adornar
Preparamos la masa, para ello ponemos en un bol la harina, el azúcar y la sal. Añadimos los trocitos de mantequilla y amasamos hasta que quede como en migas. Añadimos la yema de huevo, volvemos a amasar y vamos incorporando un poco de agua hasta que formemos una bola de masa homogénea. Aplastamos para darle forma de base de tarta y dejamos en el frigo unos 30 minutos.
Mientras, preparamos el relleno. Limpiamos y escaldamos las espinacas; las escurrimos bien, deben quedar bien secas. Ponemos en un cazo la leche con la vainilla y el azúcar y llevamos lentamente a ebullición. Retiramos y dejamos infusionar hasta que enfríe. Una vez fría, quitamos la rama de vainilla.
En un cuenco mezclamos la harina y las yemas de huevo y vamos añadiendo la leche sin dejar de batir y la ralladura de naranja. Ponemos todo esto de nuevo en un cazo a calentar, para que vuelva a hervir lentamente. Siempre removiendo, ya sabéis...
Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Mientras, precalentamos el horno a 190ºC. Extendemos la masa en un molde y ponemos encima unas legumbres secas. Horneamos unos 15-20 minutos.
Una vez fría la crema, la mezclamos con las espinacas, piñones y las pasas. Ponemos sobre la masa y decoramos con rodajas de naranja.
Poniendo a prueba nuestra paciencia
Horneamos hasta que esté dorada y el relleno haya cuajado (unos 20-25 minutos).
Esta vez, como durante la preparación nos comimos la naranja y empezamos una mandarina... pues decoramos con mandarina!
Es una buena idea para estos tardes de lluvia que no parece que vayan a marcharse.