jueves, 28 de marzo de 2013

Y Paco cumplió 50...

Qué bueno es tener amigos y amigos de tus amigos. Y qué bueno es que confíen en ti. Eso es lo que hizo Marta con mi cocina.

Y por eso, de forma gastronómica, estuve presente en el 50 cumpleaños de Paco, para el que se reunieron todos sus amigos y familia.



Un poco de todo: humus, tartaletas de idiazábal con mermelada de tomate, fajitas picantes, hamburguesas de salmón y de carne, hojaldres varios, tabouleh...




Y olvidé las fotos de las tartas!!

Muchas felicidades, Paco. Y muchas gracias, Marta!



martes, 19 de marzo de 2013

En prácticas

Es la época. Torrijas. Este año he decidido que las haremos desde el principio.

Así es que estamos de prácticas, con la masa idónea para hacer unas buenas torrijas. Y todavía no lo he conseguido...

Durante el levado...

Sale un pan de miga bien deliciosa, y aparentemente esponjosa, peeeeeero a la vez bastante compacta. Y aunque las moje y remoje bien en leche aromatizada siguen quedándose un pelín secas.

Reposando...

Pero en la cocina, como en la vida, raro es el día en que sale algo a la primera. Ni a la segunda. Por eso no desisto, porque la cocina es probar y experimentar, intentarlo y de nuevo volver a hacerlo.

A comer...

Y porque amasar es una buena técnica antiestrés! Seguiremos intentándolo.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Otra pequeña celebración

Con muuuucho retraso, con un imperdonable retraso, pero no quiero que se pase. Celebramos el reencuentro con Ricardo y Susana después de siglos sin vernos.

Reencuentro en torno a la comida. Decidí arriesgar y preparar platos que hasta ese día no había intentado. Un poco osado por mi parte, pero quería probar el buen paladar de mis invitados y sus críticas.

Cuajada de foie (que quedó un pelín dulce, verdad?); samosas de verduritas y langostinos; huevos en cocotte con salmón y queso fresco y trinxat de la cerdanya... Y sólo de este último hay testigo fotográfico.


Y de mi nuevo gorro de cocinera, obra de Susana.



De postre, quesos. Delicioso un queso de oveja con trufa negra que habíamos comprado en Burgo de Osma.

Gracias por vuestra compañía y cariño.