jueves, 19 de septiembre de 2013

Cocina con niños

En ocasiones, algunas frases hechas son ciertas. Como esa de "los niños son muy agradecidos para todo". Pues sí, es verdad. Un claro ejemplo es cocinar con ellos, porque quieren saber, quieren probar, tocar, oler... Su curiosidad te permite trabajar con más libertad y con los ojos más abiertos.




He empezado a dar clases de cocina para grupos de niños. Os animo a probar porque después de preparar una receta siempre están dispuestos a saborear sus creaciones y porque la cocina y la comida forman parte de su aprendizaje vital.




Las cosas no salen perfectas, pero nada en esta vida lo es.



Hay tanto que descubrir y disfrutar en el mundo de la cocina que merece la pena. Y es tremendamente divertido meter las manos en la masa.




Y finalmente, a disfrutar de la comida! 





Talleres para niños a partir de 3 años. Para más información podéis escribir a:
info.cocinandovoy@gmail.com
O llamar al: 625512180.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Tiempo de cosecha

Los días ya no son tan largos, el viento baila fresquito y las noches a veces invitan a taparse. Y el sol. El sol brilla de otra forma.




Con septiembre llega nuestra primera cosecha. Qué alegría!

miércoles, 31 de julio de 2013

Ideas por vacaciones

Las vacaciones son algo así como la felicidad: de muchas formas pueden alcanzarse, de no pocas formas pueden disfrutarse, son generosas y pueden compartirse fácilmente.

Las vacaciones (y la felicidad) pueden esconderse en una canción o en una mañana soleada de domingo en la que todavía se entretiene el fresquito de la noche anterior.



Las vacaciones (y la felicidad) consisten en encontrarte con una amiga, compartir charla y estómagos hambrientos.

Las vacaciones (y la felicidad) pueden encontrarse a la vuelta de la esquina.

Como en todo en esta vida, para las vacaciones (y la felicidad) hay que estar atentos, con las antenas puestas y el ánimo dispuesto.

Buen viaje, Esther; buen viaje, amiga.



jueves, 25 de julio de 2013

La huerta de verano

Llevaba dos veranos sin poner mi pequeño huerto. Y este año lo he cogido con ganas. Me ha servido la experiencia de años anteriores y aunque apenas son 2 m2, es suficiente para alimentar la ilusión de ver cómo la tierra, el sol, el agua y el cariño hacen magia.




Todavía queda un poco para recoger frutos, pero como tantas otras veces, es necesaria la paciencia...

 
Aunque ya empiezan a asomar tesoros:

 
 
 

martes, 11 de junio de 2013

Un regalo

Antes de salir de casa, tenía este aspecto

 
Pero luego, entre el trasiego del coche, los pasos interrumpidos por el Retiro, la peque tirando de mi mano y los vistazos rápidos y compras seguras en las casetas de la Feria del Libro, mi pequeño regalo llegó "hecho un cristo"....
 
Pero era para alguien a quien admiro y de quien, de una forma u otra, recibo regalos casi todos los días.

viernes, 26 de abril de 2013

Alimentando emociones

Nos han hecho un regalo especial. Gracias amiga!

 

Y hay que cuidarlos; a ella y al regalo. Y es taaaaan fácil.

Las sonrisas, el cariño, el apoyo, los abrazos y los ánimos son tan sencillos y fáciles de dar que no sé por qué, a veces, nos resulta tan complicado hacerlo.

Os animáis, no?


 


 

jueves, 11 de abril de 2013

Tarta de espinacas y naranja

Es una combinación deliciosa. Y fácil de preparar en casa con los peques. Cocinar con niños nos (y les) enseña a tener paciencia, a saber que las cosas no siempre salen a la primera, a poner voluntad, a compartir lugar y tiempo, y a tener sentido del humor!
Para la masa necesitáis:
  • 250 g de harina integral
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 125 g de mantequilla (en dados y fría)
  • 1 yema de huevo
  • Agua
Para el relleno:
  • Un buen manojo de espinacas (unos 350-400 g)
  • 300 ml de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de piñones
  • 2 cucharadas de pasas
  • 2 yemas de huevo
  • 30 g de harina integral
  • Ralladura de la piel de una naranja
  • Rodajas de naranja para adornar
Preparamos la masa, para ello ponemos en un bol la harina, el azúcar y la sal. Añadimos los trocitos de mantequilla y amasamos hasta que quede como en migas. Añadimos la yema de huevo, volvemos a amasar y vamos incorporando un poco de agua hasta que formemos una bola de masa homogénea. Aplastamos para darle forma de base de tarta y dejamos en el frigo unos 30 minutos.
Mientras, preparamos el relleno. Limpiamos y escaldamos las espinacas; las escurrimos bien, deben quedar bien secas. Ponemos en un cazo la leche con la vainilla y el azúcar y llevamos lentamente a ebullición. Retiramos y dejamos infusionar hasta que enfríe. Una vez fría, quitamos la rama de vainilla.
En un cuenco mezclamos la harina y las yemas de huevo y vamos añadiendo la leche sin dejar de batir y la ralladura de naranja. Ponemos todo esto de nuevo en un cazo a calentar, para que vuelva a hervir lentamente. Siempre removiendo, ya sabéis...
Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Mientras, precalentamos el horno a 190ºC. Extendemos la masa en un molde y ponemos encima unas legumbres secas. Horneamos unos 15-20 minutos.
Una vez fría la crema, la mezclamos con las espinacas, piñones y las pasas. Ponemos sobre la masa y decoramos con rodajas de naranja.
Poniendo a prueba nuestra paciencia
Horneamos hasta que esté dorada y el relleno haya cuajado (unos 20-25 minutos).
Esta vez, como durante la preparación nos comimos la naranja y empezamos una mandarina... pues decoramos con mandarina!
Es una buena idea para estos tardes de lluvia que no parece que vayan a marcharse.

jueves, 28 de marzo de 2013

Y Paco cumplió 50...

Qué bueno es tener amigos y amigos de tus amigos. Y qué bueno es que confíen en ti. Eso es lo que hizo Marta con mi cocina.

Y por eso, de forma gastronómica, estuve presente en el 50 cumpleaños de Paco, para el que se reunieron todos sus amigos y familia.



Un poco de todo: humus, tartaletas de idiazábal con mermelada de tomate, fajitas picantes, hamburguesas de salmón y de carne, hojaldres varios, tabouleh...




Y olvidé las fotos de las tartas!!

Muchas felicidades, Paco. Y muchas gracias, Marta!



martes, 19 de marzo de 2013

En prácticas

Es la época. Torrijas. Este año he decidido que las haremos desde el principio.

Así es que estamos de prácticas, con la masa idónea para hacer unas buenas torrijas. Y todavía no lo he conseguido...

Durante el levado...

Sale un pan de miga bien deliciosa, y aparentemente esponjosa, peeeeeero a la vez bastante compacta. Y aunque las moje y remoje bien en leche aromatizada siguen quedándose un pelín secas.

Reposando...

Pero en la cocina, como en la vida, raro es el día en que sale algo a la primera. Ni a la segunda. Por eso no desisto, porque la cocina es probar y experimentar, intentarlo y de nuevo volver a hacerlo.

A comer...

Y porque amasar es una buena técnica antiestrés! Seguiremos intentándolo.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Otra pequeña celebración

Con muuuucho retraso, con un imperdonable retraso, pero no quiero que se pase. Celebramos el reencuentro con Ricardo y Susana después de siglos sin vernos.

Reencuentro en torno a la comida. Decidí arriesgar y preparar platos que hasta ese día no había intentado. Un poco osado por mi parte, pero quería probar el buen paladar de mis invitados y sus críticas.

Cuajada de foie (que quedó un pelín dulce, verdad?); samosas de verduritas y langostinos; huevos en cocotte con salmón y queso fresco y trinxat de la cerdanya... Y sólo de este último hay testigo fotográfico.


Y de mi nuevo gorro de cocinera, obra de Susana.



De postre, quesos. Delicioso un queso de oveja con trufa negra que habíamos comprado en Burgo de Osma.

Gracias por vuestra compañía y cariño.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Arbolitos

Así es como la peque conoce al brócoli. Para los descreídos: a los niños sí les gustan las verduras.

Y, aunque no siempre hace falta disfrazarlas (nos encantan con un buen aceite de oliva), os propongo tres ideas con brócoli que están deliciosas y que ayudan a salvar reticencias.


Tartaletas de salmón y brócoli

Podéis hacer vosotros la masa o comprarla. Basta con cortar unos círculos de un tamaño superior a los moldes (yo utilizo los de magdalenas) y rellenar. El relleno es muy sencillo: en una gota de aceite pasáis taquitos de salmón fresco; hacéis una bechamel ligera (si queréis, en lugar de mantequilla, utilizad aceite y en lugar de leche entera, probad con desnatada) con muy poquita harina, a la que añadís el brócoli desmenuzado previamente escaldado. Mezcláis con el salmón y ese relleno lo vais distribuyendo en las tartaletas. Unos 10 -15 minutos de horno a 200 ºC para que se haga la masa y a comer!



Brócoli con cebolla y zanahoria caramelizadas

En casa "los arbolitos" nos gustan poco hechos; por eso simplemente le doy un ligero hervor al brócoli. En este caso, lo preparo con una cama de zanahoria y cebolla roja caramelizadas (con mantequilla, azúcar y una pizca de bicarbonato).

Pastel de arroz, brócoli y atún.

Plato de sobras. Quedaba un poco de brócoli, quedaban restos de una exquisita ventresca en conserva comprada el pasado verano en La Chanca (Barbate). Así que cocí arroz de grano largo, lo rehogué con puerro y lo mezclé con la ventresca y el brócoli...




Son unas ideas, hay cientos. Y lo bueno es que es temporada... Aprovechad!

viernes, 25 de enero de 2013

Para La Efímera

También con mucho retraso... Sólo me excusa que está siendo un tiempo muy ajetreado y algo desordenado.

Para la inauguración de La Efímera quería algo con color, a tono con la ropa, los complementos y las mujeres creadoras que allí se daban cita.


Plumcake salado de aceitunas y jamón, rollitos de remolacha y espinaca con queso fresco.




Sandwich sushi de aguacate y de salmón.



Saquitos de pasta brick y de verdura; muffins de bacon y queso y flan de atún y melocotón.


Un honor compartir ese rato con todas!



Y un beso muy especial para María!

miércoles, 23 de enero de 2013

Celebraciones (II)

Esta entrada va con mucho retraso, pero no quiero dejarla pasar. Porque se la dedico a mi hermano, a quien veo menos de lo que me gustaría.

A pesar de que no estamos lejos, a veces parece que la distancia Valencia - Madrid es infinita. El trabajo, el cansancio acumulado de la semana, también en ocasiones la pereza... Pero mi hermano siempre está ahí.

Coincidió su visita con el día de Acción de Gracias estadounidense... Así es que, ¿por qué no? Agradecer que mi hermano estaba por aquí!  Él y su exquisito paladar.

Sólo algo parecido a esa bacanal que imagino será esa cena... Un buen pollo de corral bien relleno de cebolla y frutos secos, nuestra particular salsa de arándanos y un toque verde con coles de Bruselas.


Y salió realmente deliciooooooso...


Pan de plátano y galletas de naranja... Libre interpretación.