domingo, 25 de noviembre de 2012

Taller de colores

Con los niños todo es descubrir. Trabajar con niños es ser como un explorador, emprendes un camino y no sabes nunca a dónde te llevará esa senda.

Los niños te sorprenden porque confirman una máxima de esta vida y es que "casi nunca algo es tal y como lo habías imaginado".

Los niños de unos 2 años de edad están descubriendo los colores, aprenden a nombrarlos e identifican las cosas que tienen a su alrededor con ellos.



Los alimentos, en particular frutas y verduras, tienen colores vivos, muy identificables y que casi se podría decir que sonoros.


Hacemos un taller de "alimentos y colores" con Blanca, Greta, Martín, Esther y sus mamis.


Los colores de la fruta y la verdura nos hablan de la tierra, de la naturaleza, del sol, del ciclo vital, del amanecer, del atardecer, de los árboles.


Trastear con ellos, clasificar, errar, acertar...


Dejarles tocar, probar, oler, manosear...


Es fascinante aprender con ellos!

¿Quieres asistir con tus hijos a una clase? ¿Te gustaría celebrar un cumpleaños diferente en el que tus hijos y sus amigos aprendan algo más sobre los alimentos y la cocina?

Hacemos talleres adaptados a la edad de los niños, te apuntas? Contacta con nosotros

domingo, 11 de noviembre de 2012

Cocinar, comer, convivir. Aduriz e Innerarity

Hace unos meses leí Cocinar, comer, convivir de Andoni Luis Aduriz y Daniel Innerarity. Dicen muchas cosas interesantes en su libro, sobre las que pensar, sobre las que construir, no sólo una comida o una idea de la gastronomía, sino también sobre la sociedad que queremos, sobre cómo la concebimos y cuál es nuestro papel en ella.



Dicen algo que me gusta: "... El régimen alimentario del individuo se convierte así en una creación personal..." Pues sí, por qué no pensar que contribuimos, cada uno de nosotros, con nuestra manera de cocinar, de curiosear, de descubrir los alimentos, sus formas, colores, su texturas y sabores, sus cocciones, a crear algo completamente propio.

Crear nos permite también conocernos, saber qué nos gusta, saber que existen otras muchas cosas que desconocemos y que podemos descubrir. Conocernos es tener la humildad de apreciarnos, en lo que sabemos y en lo que nos queda por descubrir. La alimentación y la cocina son una forma más de satisfacer nuestra curiosidad por las cosas que ocurren y cómo suceden.

La alimentación y la cocina son además y sobre todo, una forma más de compartir.

Hablan también del movimiento slow food; del intercambio de ideas y sentimientos alrededor de una mesa y del tiempo compartido; de los hábitos y costumbres y sus procesos de cambio; del gusto y la manipulación del gusto; de los lazos alimento - territorio....

Muy interesante y con muchas ideas sobre las que empezar a pensar.

domingo, 4 de noviembre de 2012

ICAMT - CA2M - 26 de Octubre

Y llega el día. Los miembros del ICAMT (arquitectos especialistas en museos) celebran su conferencia anual en el Centro de Arte 2 de Mayo de Móstoles. Y cociné para ellos.

El día de antes, cocina y cocina.  De madrugada los hojaldres, para que estén recién hechos.











Un coffee break a media mañana y otro a media tarde, con bocaditos de canela, palmeritas de hojaldre, sandwiches de crema de queso con membrillo.




Bebidas calientes y estas deliciosas botellas de leche.


Plumcakes de almendra y de chocolate.


Y el lunch.



Como ya caen las temperaturas apetecía un caldito. También una nutritiva ensalada Waldorf (apio, nueces, manzana y suavecita salsa de mostaza) y una buena dosis de guacamole en homenaje a Iris, una de las anfitrionas.


 

Energía para las charlas de la tarde con humus de garbanzos, hojaldres de pesto y de bacon, y unas buenas salchichas frescas en salsa de uva.

Gracias a Iris por contar conmigo. A Sonia por ayudarme y a mis manitas, por haber estado finas esos días!

viernes, 2 de noviembre de 2012

Los preparativos

Un catering es mucho más que el día en que se sirve. Previamente elaboras una propuesta, en función del número de personas que van a comer, del tipo de evento, de un presupuesto al que tienes que ajustarte, de la época del año y los productos de temporada.

Ningún catering es igual al anterior ni al siguiente. Por lo que sea, siempre son diferentes.


Aceptada tu propuesta, piensas en la forma en que presentarás las viandas, la decoración de la mesa... Me gusta hacer pequeños cartelitos para que la gente sepa qué tienen los platos que he preparado.

Con trastitos que voy encontrando o me van regalando. Con cartulinas, con mis manos. No es perfecto, pero quién ha dicho que la vida lo sea!


Son muchas cosas sobre las que volcar cariño y mucho tiempo dedicado a conseguir no sólo gustar a los demás, sino a uno mismo. La satisfacción del trabajo bien hecho.