miércoles, 3 de octubre de 2012

Duendes en la cocina

Los pequeños duendes de la casa disfrutan descubriendo los alimentos y la cocina.

Me fascina su capacidad de aprendizaje, su curiosidad inabarcable y su mirada ilimitada. Sus caras son un ohhhhh continuo.



Trastear en la cocina con los niños es la magia de lo impredecible e inesperado. Confiar en ellos dejándoles hacer, tocar, divertirse, siempre trae agradables sorpresas y resultados más que comestibles.






Y, sobre todo, porque compartir tiempo con los niños es siempre aprender algo más de nosotros mismos.

0 comentarios:

Publicar un comentario