miércoles, 20 de junio de 2012

Grandes celebraciones en casa

El día 2 de junio, Raúl y Silvia bautizaban a la preciosa Ángela. Fue fácil preparar con ellos lo que más les apetecía; todo debía ser fácil y cómodo para comer, contando con la presencia de niños y causando el menor incomodo posible en su casa y a ellos mismos, que bastante ocupados estaban ese día.
Para empezar los vasitos de salmorejo con pesto, bien fresquitos y las brochetas de cherrys, aceitunas y mozzarella y unas de mis preferidas, brochetas de calabaza asada y anchoa.

En caliente, disfrutaron de una crema suavecita de patata y frutos secos,  y unas quiches de cebolla y de calabacín y bacon.

Como “pequeños platos fuertes”: libanesas de carne, suavemente especiadas, abrazadas por un hojaldre ligeramente tibio; unas hamburguesitas de salmón y fajitas de pollo y verduras, bien coloridas y sabrosas.
 

Me gustó mucho el color que tenía toda la mesa, la vida que había en los platos y en las flores preparadas. 



Y la amabilidad de Raúl y Silvia, que me dejaron su cocina para terminar de preparar todo.

2 comentarios:

montsemm dijo...

Menuda maravilla de mesa, así da gusto celebrar los eventos íntimos en casa.
Enhorabuena Yolanda, deseando que Cocinando Voy pueda crecer y te podamos disfrutar los de fuera de Madrid. Un besito de chocolate! Montse.

Angela dijo...

¡Qué rico todo! Y la nena se llama como yo, mira qué casualidad. Esas libanesas de carne me llaman mucho, mucho.

Publicar un comentario