viernes, 20 de abril de 2012

Caja regalo. Desayuno


Si no hay prisa, el desayuno es mi momento preferido del día. No sólo gastronómicamente hablando… Si puedo permitirme una eternidad, lo ideal es empezar con un poco de fruta mientras terminan de hornearse unos croissants. Me gustan las fresas, la naranja, el kivi… colores con energía. Mientras mi cuerpo carga todas esas vitaminas, voy preparando el café, cortando pan recién hecho (si lleva semillas de sésamo tostado y pipas, mejor), calentar –mucho- la leche, y preparar la mesa: aceite de oliva, tomate, crema de queso, mermelada de fresa, de mora o de ciruela y pequeñas galletas dulces para terminar... Y puede empezar la eternidad.
Para mí sería un gran regalo… y a ti, ¿qué te parece?
Si quieres regalar una caja de desayuno como ésta, contacta con nosotros. La adaptamos a tu gusto, dulce, salado, un poco de todo, de todo un poco… Regala un inmejorable comienzo de día!

0 comentarios:

Publicar un comentario