viernes, 20 de abril de 2012

Caja regalo. Desayuno


Si no hay prisa, el desayuno es mi momento preferido del día. No sólo gastronómicamente hablando… Si puedo permitirme una eternidad, lo ideal es empezar con un poco de fruta mientras terminan de hornearse unos croissants. Me gustan las fresas, la naranja, el kivi… colores con energía. Mientras mi cuerpo carga todas esas vitaminas, voy preparando el café, cortando pan recién hecho (si lleva semillas de sésamo tostado y pipas, mejor), calentar –mucho- la leche, y preparar la mesa: aceite de oliva, tomate, crema de queso, mermelada de fresa, de mora o de ciruela y pequeñas galletas dulces para terminar... Y puede empezar la eternidad.
Para mí sería un gran regalo… y a ti, ¿qué te parece?
Si quieres regalar una caja de desayuno como ésta, contacta con nosotros. La adaptamos a tu gusto, dulce, salado, un poco de todo, de todo un poco… Regala un inmejorable comienzo de día!

jueves, 19 de abril de 2012

Paseando por

Por ser la primera entrada de esta sección y porque es la música perfecta para una mañana de domingo perfecta...



miércoles, 18 de abril de 2012

Paladares diferentes

En la variedad está el gusto. Somos únicos, con paladares diferentes y distinguibles. A todos nos gusta disfrutar de una buena comida, a todos nos gusta un plato bien hecho y que nos siente bien.
Buena parte de los productos y alimentos que compramos contienen un largo número de componentes que, en ocasiones, desatan alergias en algunas personas. Otras veces, nuestros estómagos no admiten algunos ingredientes o tipos de cocción.
Gran parte de lo que preparamos es apto para vegetarianos, pero además, ¿por qué no pensar en todos? ¿Por qué no probar los bizcochos con harinas de arroz y de maíz? ¿Por qué no hacer de la cocina sin gluten o sin lactosa un campo más donde experimentar, probar y disfrutar?
¿Por qué no probar para que todos podamos disfrutar?

Croissants caseros. Oda a la mantequilla.


Ya lo he dicho más veces, mi momento del día: el desayuno. Es duro levantarse pronto para preparar la masa, dejarla reposar.... Pero la recompensa no tiene precio. Y el aroma mientras se hacen en el horno... En esta ocasión, quise poner tantos que salió una cadena de croissants.




martes, 17 de abril de 2012

Precios y presupuestos

Elaboramos menús a vuestra medida, según vuestros gustos, preferencias y número de personas. Por ejemplo, podemos utilizar si así lo deseas, pastas o arroces integrales, harinas de espelta o de centeno en lugar de harina de trigo, platos vegetarianos, que nos encantan, menús temáticos o lo que más se adapte a tus necesidades y presupuesto.
Ya sabéis que todos los ingredientes que utilizamos son procedentes de cultivos ecológicos y naturales que adquirimos a una cooperativa de producción propia y otros establecimientos de calidad, aprovechando al máximo los productos de temporada.

 Contacta con nosotros para pedir presupuesto.



lunes, 16 de abril de 2012

Strudel de peras y pasas


Strudel significa remolino en alemán. Los strudel son típicos de la cocina austríaca y del sur de Alemania. El más famoso es el Apfelstrudel, strudel de manzana, a la que acompañan almendras y pasas.
Para variar un poco la receta, he probado a cambiar las manzanas por peras… Como la pasta filo resulta realmente difícil de hacer en casa y como en el mercado existen pastas realmente ricas, basta con comprarla y, eso sí, tener paciencia para ir “deshojándola” y preparando el strudel.
Algún día tengo que probar a hacer el Topfenstrudel, con queso quark…

Brazo de hojaldre con salami y albahaca

Sigo haciendo pruebas de masas.  En este caso, masa quebrada. Al hacer la masa he puesto un huevo (le da un color más bonito), pero tengo entendido que no todo el mundo lo hace. Ingredientes esenciales: harina, mantequilla, sal y una pizca de azúcar. Una vez amasada es importante dejarla reposar.


Lo demás, más fácil todavía. Estirar con un rodillo y rellenar con lo que más nos apetezca.

No soy fan de los fiambres; pero en esta ocasión se me ocurrió que el salami, tan utilizado en algunas pizzas, podía ser un buen ingrediente para este brazo.
El ligero sabor picante del salami y la frescura de la albahaca. A disfrutar!!!

Caracolas de pasas


En general me gustan todas las frutas, por algunas tengo auténtica debilidad y sólo de unas pocas prescindo habitualmente. En el caso de las uvas, son del segundo grupo,  no me resultan agradables de comer, por muy dulces que estén. En cambio, la uva pasa, me encanta. Mezclada con cereales en el desayuno, a media mañana a modo de aperitivo, a media tarde junto con un poco de plátano o pera…

Y unas caracolas caseras de pasas, con harina de centeno y de espelta, que las hace más sabrosas…

Muffins de tomates secos y albahaca



Otra de bollería salada. ¿Por qué no hacer magdalenas con los ingredientes básicos de una pizza? Lo bueno de estas es que no se resultan nada pesadas, la albahaca las hace ligeras y son un aperitivo de lo más curioso.

Plumcakes salados


Aunque sí es bastante habitual en otros países europeos, en España no es costumbre comer estos plumcakes salados que a mí particularmente me chiflan. Delicioso y muy cremoso queda el de queso gruyère con trocitos de jamón o de bacon suave, casi parece que hemos añadido una salsa de carbonara (una carbonara española, eso sí) al bizcocho.

Fresco y muy sabroso el de aceitunas con tomates secos. Potente y muy curioso, el de queso azul con nueces y peras. Me gustan estas combinaciones en las que podemos jugar con sabores y con texturas y en las que nos sorprendemos gratamente con la fusión de ingredientes a priori muy diferentes.

Algunos bocaditos para empezar

Es difícil contenerse cuando se acerca la hora del aperitivo.  Pero no siempre se nos ocurre preparar entrantes sabrosos, vistosos, sin pan o masa, que sean apetitosos y que combinen bien.
¿Os apetece alguno de estos?
Brochetas de cherrys y mozzarella: El pesto si es casero, mejor. Si, además, dejamos macerar los tomates y el queso unos minutos en el pesto, más rica todavía.
Brochetas de anchoa y calabaza caramelizada. Taquitos de calabaza asados o a la plancha, ligeramente caramelizados y una latita de anchoas. De las ricas. ¿Quién elige? ¿De L’Escala o de Santoña?

Champis con tzatziki. La frescura del pepino, el recuerdo del verano, la hierbabuena y el limón. Y los champis apenas braseados, la carne algo cruda.
Queso feta y dulce de membrillo: La acidez del feta, el dulce aroma y sabor de los membrillos.

Pasteis de Belem


Nos hizo un tiempo excelente durante aquellos días en Lisboa, pero esa mañana llovía y hacía algo de frío. Daba pereza ponerse en marcha de nuevo; tuvimos suerte y encontramos mesa a la primera. Abrazada a un tazón enorme de café con leche caliente, probé por primera vez los famosos pasteis de Belem. Delicada masa, delicada crema y la canela…. Bendita lluvia.

viernes, 13 de abril de 2012

Contacto

Preparamos todos los platos que podéis ver en las entradas. Ponemos cariño en lo que hacemos con la ilusión de que os guste.


Todo es artesano, con ingredientes naturales, productos procedentes de cultivos ecológicos que adquirimos a través de un grupo de consumo a una cooperativa de producción propia y otros establecimientos de calidad.

Aprovechamos al máximo los productos de temporada y procuramos tratarlos con mimo.


Elaboramos el catering de acuerdo a vuestras preferencias, gustos y presupuesto. Nos adaptamos a tus ideas y nos gusta crear a partir de lo que nos contéis. Servimos en Madrid capital y su área metropolitana.


Si quieres hacer cualquier encargo, puedes ponerte en contacto con nosotros por:




Muchas gracias

lunes, 9 de abril de 2012

Cuajada de biscuit

Cuando salgo a comer me cuesta mucho resistirme a un postre, a algo dulce. A veces, después del aperitivo y la comida, un postre, por poco rotundo que sea, resulta un colofón excesivo. Por eso, agradezco cuando en las cartas o menús se incluyen postres ligeros, dulces, sí,  pero no empalagosos.
Un ejemplo: esta cuajada de biscuit. Yo la llamo cuajada, porque es más densa que un flan o unas natillas, pero sin resultar pesada. Además, tiene una textura bastante más ligera que la de la cuajada tradicional y resulta muy suave. Y tiene galletas, de las clásicas, las que más me gustan.
Un pequeño dulce final.

Cremoso de berenjena


Una y otra vez aparece el queso en mis platos. Sin darme cuenta. Y cuando veo que, de nuevo otro plato lleva queso me doy cuenta de lo mucho que me gusta.
Ya hace bastante tiempo que el queso de cabra es habitual en muchos platos. Chèvre es cabra en francés y es el nombre que allí dan a este tipo de queso que habitualmente es el que aquí llamamos queso de rulo de cabra.
Esta receta requiere paciencia para hacer la mermelada de pimientos, que con tiempo y fuego lento. El baba ghannouj, puré de berenjena y unas aceitunas negras terminan por completar completar esta mezcla.
Por cierto, queda bonito, ¿verdad?